Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Qué es, para qué sirve y cómo hacer Reiki

Qué es Reiki

Si quieres aprender qué es el Reiki y cómo funciona.

Estas en el lugar correcto.

Aquí te enseñamos todo lo que necesitas saber.

Tabla de Contenidos

  1. ¿Qué es Reiki y que significa?
    1.1. Componentes del sistema de sanación Reiki
    1.2. Los 5 principios del Reiki
    1.3. Los tres niveles de entrenamiento Reiki
  2. Breve historia del Reiki
    2.1. ¿Cuál es el origen del Reiki?
    2.2. Despertar espiritual y desarrollo del Reiki
    2.3. Desarrollo posterior del Reiki
    2.4. Propagación de Reiki a Occidente
    2.5. Reiki moderno
  3. ¿Para qué sirve el reiki?
    3.1. 11 Beneficios fundamentales del Reiki
  4. ¿Cómo hacer Reiki?
    4.1. ¿Qué se necesita para hacer Reiki?
    4.2. Sesiones de Reiki a uno mismo
    4.2.1. ¿Cómo me preparo para una sesión de autotratamiento de Reiki?
    4.2.2. Posiciones de manos para prácticar Reiki en uno mismo
    4.3. Hacer Reiki con ayuda de un maestro
    4.3.1. ¿Cuánto dura una sesión Reiki?
    4.3.2. ¿Qué debo esperar de mi primera sesión de Reiki?
    4.3.3. ¿Qué pasa después de una sesión de Reiki?
    4.3.4. ¿Cuál es el precio de una sesión de Reiki?

¿Qué es Reiki y que significa?

Reiki es una terapia complementaria relacionada con la sanación energética. Se basa en la creencia oriental de que la energía vital fluye a través de tu cuerpo.

Los practicantes de Reiki usan sus manos para entregar energía a su cuerpo, mejorando el flujo y el equilibrio de su energía. Esto lo hacen para promover la relajación y reducir el estrés.

El término proviene de dos palabras japonesas: «Rei», que significa universal, y «ki», que se traduce como una fuerza vital de energía.

Reiki es:

Componentes del sistema de sanación Reiki

Reiki contiene cinco elementos centrales que el practicante usa para prepararse para canalizar la energía Reiki y curarse a sí mismo y a los demás. Repase esta lista cuando se prepare para dar o recibir Reiki.

  1. Sintonizaciones (iniciaciones): dentro de un contexto de entrenamiento de Reiki, se le pone en «sintonía» con la energía de Reiki para que tenga la capacidad de canalizar la energía durante toda su vida.
  2. Posiciones de las manos: utilice un conjunto de posiciones para saber dónde colocar las manos durante una sesión de Reiki.

Posiciones de las manos para el Auto-Reiki: Utilice estas posiciones para tratarse con Reiki.

Tratar las posiciones de las manos de otros: Use estas posiciones para tratar a otras personas con Reiki.

  1. Meditación y enfoque: conéctese con la fuente de energía universal Reiki y concentre la energía curativa Reiki dentro de usted.
  2. Símbolos: Usa los símbolos de Reiki y el sonido de su nombre como mantra para conectarte con la energía Reiki.
  3. Principios de Reiki: Los cinco principios de Reiki se utilizan como base de una práctica de meditación diaria.

Los 5 principios del Reiki

  1. Solo por hoy no te enfades (Kyō dake wa okoru-na)

Es normal sentirse enojado a veces. Esta emoción puede ser provocada por muchos escenarios, como tratar con un compañero de trabajo grosero o ser interrumpido por el tráfico.

Pero según Reiki, la ira no proviene de estos eventos externos. En cambio, surge de la energía de la ira que ya está dentro de ti.

Este principio tiene como objetivo ayudarte a liberar esta energía. Te anima a reconocer la ira y a dejarla ir, permitiéndote invitar a la felicidad a tu vida.

  1. Solo por hoy no te preocupes (Kyō dake wa shinpai-suna)

Muchos de nosotros nos preocupamos por cosas que aún no han sucedido. Y si bien es fácil sentir que esa preocupación proviene de una fuente externa, Reiki sostiene que comienza desde adentro.

Si te aferras a la energía de la preocupación, pensar en eventos futuros puede producir emociones negativas.

Sin embargo, si puede liberar esta energía, es posible que le resulte más fácil vivir el momento presente y preocuparse menos por el futuro.

  1. Solo por hoy sé agradecido (Kyō dake wa kansha-shite)

Este es un recordatorio para expresar gratitud por todo lo que tienes. Al reducir la velocidad y reconocer lo bueno en su vida, puede ayudarlo a fomentar una energía más positiva.

Los desafíos de la vida te ayudan a crecer espiritual, emocional y mentalmente. Practicar la gratitud durante estos tiempos te beneficia a ti mismo y a los demás.

Cuando te enfocas en lo que tienes, en lugar de lo que te falta, comienza a tener lugar la sanación física, mental, emocional y espiritual.

  1. Solo por hoy trabaja con ganas y honestamente (Kyō dake wa Gyō wo hageme)

En Reiki, la práctica activa de la atención plena es clave para equilibrar tu energía. Este principio lo alienta a reconocer cómo ha sido más consciente de apreciar el momento presente.

Este principio te recuerda que debes tratar contigo mismo y con los demás con integridad. Cuando no eres sincero contigo mismo, creas mucha confusión interna y externa innecesaria.

Las cosas no fluyen tan bien y te gustaría que lo hicieran. Llegar a donde quieres estar es más desafiante y lleva más tiempo.

  1. Solo por hoy sé amable (Kyō dake wa hito-ni shi)

Este principio se centra en cómo ser amable con los demás te permite recibir energía positiva a cambio. Incluye ser amable contigo mismo, lo cual es esencial para la salud espiritual.

La amabilidad incluye ser amable contigo mismo. Practicar Reiki diariamente es una forma sencilla de ser amable contigo mismo. Es una maravillosa práctica de autocuidado.

Si practicas por la mañana, te ayudará a manejar mejor las situaciones desafiantes a lo largo del día.

Los tres niveles de entrenamiento Reiki

Reiki es fácil de aprender, con solo tres niveles de entrenamiento para alcanzar el nivel de Maestro. La siguiente lista describe los tres niveles. Tenga esto en cuenta cuando entrene o cuando busque un practicante de Reiki:

  1. Primer nivel (Shoden)

También llamado Reiki I. Este es un entrenamiento de Reiki de nivel de entrada en el que estudias la historia del Reiki, aprendes cómo realizar el Reiki por ti mismo y cómo dar Reiki a otra persona, y te inicias (sintonizas) de por vida con la energía Reiki.

¿Qué esperar durante una sintonización de nivel 1?

Las primeras cuatro iniciaciones para el Nivel 1 de Reiki aveces se dan por separado. Algunos maestros de reiki continúan impartiendo sus conocimientos de esta manera.

Sin embargo, la sintonización de Nivel 1 es frecuentemente dada por maestros de reiki en una sola sesión.

Muchas personas informan sentir hormigueo, frio o calor en las palmas de las manos después de recibir la primera sintonización. Después de la sintonización del Nivel 1, los sentimientos de ansiedad, cansancio y dolor son frecuentes.

Algunos maestros de Reiki aconsejan que transcurran al menos 21 días hasta tres meses completos entre la obtención de las iniciaciones del Nivel 1 y el Nivel 2 debido a lo intenso que es el proceso de iniciación (se requiere el Nivel 1 para recibir el Nivel 2).

  1. Segundo nivel (Okuden)

También llamado Reiki II. Aprendes a usar los primeros tres símbolos de Reiki y cómo realizar técnicas de Reiki a distancia.

Recibes más sintonizaciones con la energía Reiki. Después de esta clase, eres considerado un practicante de Reiki.

Qué esperar durante una sintonización de nivel 2:

El chakra del corazón, que se encuentra en el centro de los chakras físico y espiritual, se abre en la sintonización de Nivel 2, que normalmente se administra en una sola sesión.

Para esta sintonización, los estudiantes cierran los ojos para que puedan ver dentro y verdaderamente comprender cómo la práctica Reiki afecta el corazón.

Para que los principios que adquiriste recientemente se adhieran por completo, se recomienda que esperes al menos seis meses a un año entre su Nivel 2 y el entrenamiento maestro.

  1. Tercer nivel (Shinpiden) y Maestro Reiki

También llamado Reiki III. Este es el nivel de Maestro de Reiki, y la clase se puede dividir en dos partes. Recibes la iniciación y aprendes el símbolo de Maestro Reiki y cómo dar las iniciaciones de Reiki a otros.

Qué esperar durante una sintonización de nivel 3:

El Tercer Grado y el Maestro de Reiki a menudo se usan juntos en los cursos. Sin embargo, algunos instructores distinguen entre Maestro de Reiki y Nivel 3.

Tradicionalmente, el Nivel de Maestro de Reiki se ha considerado como el nivel del maestro porque los maestros pueden enseñar a sus alumnos y sintonizar a los nuevos practicantes de reiki.

La distinción entre tercer grado y maestro de Reiki se debe a que, aunque muchas personas reciben la sintonización maestra y el símbolo asociado, a menudo carecen de la confianza o la experiencia para sintonizar correctamente a otros.

Convertirse en un maestro de reiki también representa un compromiso profundo con la práctica de reiki, y algunos sienten que debe pasar un tiempo significativo entre el logro del estado de segundo grado y el nivel de maestría.

Breve historia del Reiki

Reiki es un enfoque de curación basado en la energía que se originó en las antiguas enseñanzas budistas tibetanas.

Reiki fue “redescubierto” en el siglo XIX y, de acuerdo con otras terapias basadas en los sistemas médicos asiáticos, asume que las deficiencias físicas y emocionales están vinculadas a anomalías en la energía o los biocampos de una persona.

¿Cuál es el origen del Reiki?

Reiki, tal como se practica hoy, se remonta a las enseñanzas de Mikao Usui en Japón a principios de la década de 1920. Usui fue un influenciado por prácticas budistas, taoístas y sintoístas.

Dr. Mikao Usui

Las intensas prácticas espirituales de Usui culminaron en una profunda revelación que condujo a la práctica que ahora se conoce comúnmente como Reiki. Esta realización probablemente ocurrió en 1922.

A lo largo de su educación, el Dr. Usui se interesó por la medicina, la psicología y la teología. Fue este interés lo que lo impulsó a buscar una forma de curarse a sí mismo y a los demás mediante la imposición de manos.

Era su deseo encontrar un método de curación que no estuviera vinculado a ninguna religión o creencia religiosa específica, de modo que su sistema fuera accesible para todos.

El Dr. Usui viajó mucho durante su vida. Estudió sistemas de sanación de todo tipo y ocupó diferentes profesiones incluyendo reportero, secretario, misionero, servidor público y guardia. Finalmente, se convirtió en sacerdote budista.

Despertar espiritual y desarrollo del Reiki

En algún momento durante sus años de entrenamiento en el monasterio, el Dr. Usui asistió a su propio curso de redescubrimiento de entrenamiento en una cueva en el Monte Kurama.

Durante 21 días, el Dr. Usui ayunó, meditó y oró. En la mañana del día veintiuno, el Dr. Usui vivió un evento que cambiaría su vida para siempre.

Vio símbolos sánscritos antiguos que lo ayudaron a desarrollar el sistema de curación que había estado luchando por inventar. Nació Usui Reiki.

Después de su despertar espiritual en el Monte Kurama, el Dr. Usui estableció una clínica de sanación y enseñanza en Kioto. A medida que la práctica de Usui Reiki se fue extendiendo, el Dr. Usui se hizo conocido por su práctica de sanación.

Desarrollo posterior del Reiki

Mikao Usui fundó su primera clínica y escuela de Reiki en Tokio en 1922. Antes de morir, el Dr. Usui enseñó a varios maestros de Reiki para asegurarse de que su sistema no fuera olvidado.

Entre ellos estaba el Dr. Chujiro Hayashi, un ex oficial naval que también abrió una clínica de Reiki en Tokio.

Chujiro Hayashi
Chujiro Hayashi

Al Dr. Hayashi se le atribuye el desarrollo adicional del sistema Usui de Reiki al agregar posiciones de manos para cubrir más completamente el cuerpo. El Dr. Hayashi también cambió y perfeccionó el proceso de armonización.

Usando su sistema mejorado, el Dr. Hayashi entrenó a varios Maestros de Reiki más, incluida una mujer llamada Hawayo Takata.

La Sra. Takata era una mujer japonesa-estadounidense que originalmente acudió al Dr. Hayashi para curarse.

Al aprender el sistema ella misma, la Sra. Takata se llevó Reiki a Estados Unidos.

Propagación de Reiki a Occidente

Hawayo Takata fue Tokio en 1935. La Sra. Takata estaba muy enferma y necesitaba cirugía, pero sentía fuertemente por instinto que no necesitaba esa cirugía para curarse.

Hawayo Takata
Hawayo Takata

Después de preguntarle a su médico sobre tratamientos alternativos para su condición, le hablaron del practicante de Reiki en la ciudad.

La Sra. Takata nunca había oído hablar de Reiki, pero hizo una cita, aunque estaba un poco escéptica.

Luego de su reunión inicial con el Dr. Hayashi, la Sra. Takata vio al Dr. Hayashi diariamente. Encontró que las sesiones eran relajantes y placenteras y, en última instancia, curativas.

Con el paso del tiempo, la Sra. Takata aprendió Reiki Uno y Reiki Dos.

Cuando regresó a los Estados Unidos, la Sra. Takata continuó practicando Reiki y finalmente se convirtió en Maestra de Reiki. Mucho de esto sucedió cerca del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

La Sra. Takata quería difundir su sistema de curación a otros. Hizo cambios en su práctica de Reiki, luego usó Reiki para ayudar a sanar a otros en los Estados Unidos.

Reiki moderno

Antes de morir, el Dr. Hayashi logró impartir todas las enseñanzas del Dr. Usui a la Sra. Takata. Continuó practicando Reiki durante muchos años. Cuando murió, había sintonizado a 22 maestros de Reiki.

Hoy en día, las personas que practican Reiki utilizan los métodos desarrollados por el Dr. Usui, el fundador de Usui Reiki.

Lo bueno de Reiki es que los practicantes pueden utilizar Reiki para ayudar a curarse a sí mismos y para su propio bienestar y bienestar mejorado.

De hecho, trabajar en la autocuración es un requisito previo para ofrecer curación Reiki a otros.

Los maestros de Reiki modernos pueden ofrecer la energía de Reiki a otros a través de un suave toque de presión, utilizando las posiciones de manos tradicionales específicas de Reiki.

La curación de Reiki complementa muchas terapias medicinales y la medicina tradicional y se puede utilizar para ayudar en la curación potencial de personas que sufren de dolor, enfermedad, enfermedad y más.

¿Para qué sirve el reiki?

Reiki funciona muy bien para la salud física y emocional, esto incluye un mejor sueño, un mejor estado de ánimo y alivio del dolor.

Algunas investigaciones sugieren que el Reiki ayuda al cuerpo a regresar a un estado de relajación, lo que le permite curarse mejor del daño causado por el estrés, las lesiones o las enfermedades.

11 Beneficios fundamentales del Reiki

  1. Promueve la armonía y el equilibrio

Reiki es una modalidad de sanación energética eficaz y no invasiva que mejora la capacidad de curación natural del cuerpo mientras promueve el bienestar general. Cuando hablamos de equilibrio, nos referimos a equilibrio mental y emocional.

  1. Crea una relajación profunda

Lo que muchas personas disfrutan de un tratamiento Reiki es que les permite tener tiempo para sí mismos en el que no están «haciendo» sino simplemente «siendo». Muchos practicantes han informado sentirse más claros, pacíficos, relajados y más ligeros.

Reiki proporciona un espacio donde puedes ser más consciente de lo que sucede dentro de tu cuerpo y mente. Para aprender a escuchar tu propio cuerpo y tomar decisiones acertadas con respecto a tu bienestar.

  1. Disuelve bloqueos energéticos

Los tratamientos regulares de Reiki pueden generar un estado de mayor tranquilidad y paz, en el que una persona es más capaz de lidiar con el estrés cotidiano. Este equilibrio mental también mejora el aprendizaje, la memoria y la claridad mental.

Reiki también puede fortalecer y sanar las relaciones personales. Debido a que Reiki mejora su capacidad de amar, puede abrirlo a las personas que lo rodean y ayudar a que sus relaciones crezcan.

  1. Ayuda al cuerpo a limpiarse de toxinas y apoya el sistema inmunológico

Pasamos tanto tiempo en la fase de lucha/huida reactiva al estrés que se convierte en nuestra «norma» y nuestros cuerpos literalmente olvidan cómo volver al equilibrio.

Reiki le recuerda a nuestro cuerpo cómo cambiar al modo de autocuración del sistema nervioso parasimpático (descanso/digestión).

Esto permite dormir mejor y digerir mejor, lo cual es importante para mantener la salud y la vitalidad. Cuanto más esté en este espacio, más podrá ser activo y productivo sin estresarse o agotarse.

  1. Despeja la mente y mejora el enfoque

Reiki puede ayudarlo a mantenerse centrado en el momento presente en lugar de quedar atrapado en remordimientos por el pasado o ansiedades por el futuro.

Puede fortalecer su capacidad para aceptar y trabajar con la forma en que se desarrollan los eventos, incluso cuando no siguen sus deseos o su calendario.

Empiezas a reaccionar ante las situaciones, las personas y ante ti mismo de una manera solidaria en lugar de actuar como un hábito.

  1. Ayuda a dormir mejor

El resultado número uno de recibir una sesión de Reiki es la relajación. Cuando estamos relajados, dormimos mejor, nuestros cuerpos sanan mejor, pensamos con más claridad y nos relacionamos entre nosotros de manera más genuina.

  1. Acelera la capacidad de autocuración del cuerpo

La curación de Reiki lo devuelve rápidamente a su estado natural, o al menos hace que su cuerpo se mueva en la dirección correcta.

Eso significa que su respiración, frecuencia cardíaca y presión arterial mejoran. Respirar más profundamente y con más facilidad es una de las primeras cosas que suceden durante una autopráctica o un tratamiento recibido de otra persona. Cuando respiramos mejor, nuestras mentes se calman naturalmente. La ciencia respalda esto.

  1. Ayuda a aliviar el dolor y apoya la curación del cuerpo físico.

Mirando desde afuera, un tratamiento de Reiki puede parecer simplemente una forma de colocar las manos, pero también funciona para restaurar el equilibrio en el nivel más profundo posible. Alienta a su sistema a mejorar las funciones vitales de su cuerpo (respiración, digestión y sueño) para que sus sistemas físicos funcionen de manera óptima.

  1. Ayuda al crecimiento espiritual y la limpieza emocional

No es necesario estar involucrado en la espiritualidad para disfrutar de los beneficios del reiki. Sin embargo, muchos reciben tratamientos de reiki para apoyarse a sí mismos a través de su viaje de autocuración, es decir, crecimiento espiritual/desarrollo personal.

  1. Complementa el tratamiento médico y otras terapias

Reiki es un complemento maravilloso para la medicina convencional y ayuda a relajar a los pacientes en los niveles de la mente y el cuerpo físico.

La belleza de Reiki es que no es invasivo y se administra de una manera muy gentil. El practicante de Reiki puede hacerlo sin tocar el cuerpo en los casos en que los pacientes tengan quemaduras o lesiones importantes.

  1. Puedes aprender Reiki tú mismo

Muchos practicantes aprenderán reiki por sí mismos acudiendo a los cursos y libros de Reiki que tenemos disponibles para que puedan aumentar sus propios niveles de energía a diario.

Algunos se sienten atraídos por el reiki para apoyar su curación física, algunos quieren profundizar en su desarrollo personal y la mayoría ha experimentado los beneficios del reiki y desea poder mantenerse de esa manera regularmente.

¿Cómo hacer Reiki?

Primero, querrás aprender todo sobre Reiki y luego encontrar un maestro de Reiki con quien estudiar.

Luego completarás los cursos de capacitación de Reiki, practicando en casa y en ti mismo y posiblemente en tu familia o amigos.

Es esencial que recibas una educación completa en Reiki antes de emprender tu propio camino.

¿Qué se necesita para hacer Reiki?

No se necesitan antecedentes o credenciales especiales para recibir capacitación.

Uno de los sellos distintivos de la práctica de Reiki es su simplicidad: se puede aprender en aproximadamente diez horas de capacitación en persona, generalmente ofrecida en formatos de clases grupales, y no requiere conocimientos de bioenergía sutil o atención médica.

Puedes entrenar con un maestro de Reiki y comenzar pasando por una serie de ‘sintonizaciones’ o iniciaciones.

Estos son procedimientos realizados por el maestro de Reiki para ‘sintonizarte’ o conectarte con la energía para que puedas recibirla y transmitirla a otros. Puede tomar hasta 3 años de entrenamiento convertirse en un maestro completo de Reiki y poder enseñar a otros.

Sesiones de Reiki a uno mismo

Aunque es una experiencia maravillosa recibir Reiki de otra persona, un amigo o un profesional, hay muchas razones para considerar aprender a practicar Reiki en uno mismo.

La conveniencia del autocuidado es valorada no solo por personas con problemas de salud, sino también por otras personas con agendas ocupadas que buscan un mayor equilibrio en sus vidas.

¿Cómo me preparo para una sesión de autotratamiento de Reiki?

Las siguientes sugerencias pueden ayudarte a prepararte para tu autotratamiento de reiki. Lee esta información cuidadosamente.

Antes de comenzar, recuerda que el reiki es la energía vital universal que ya existe dentro de todos. La energía Reiki fortalece las habilidades curativas naturales del cuerpo.

Se alienta a los pacientes a realizar su autotratamiento de reiki, ya sea que se sientan bien o no. Considere sus autotratamientos de reiki como momentos especiales que puede reservar durante el día para estar en paz y tranquilo.

Reserve un tiempo regular cada día para realizar sus autotratamientos de reiki. Se sugiere comenzar con un autotratamiento de 20 minutos a primera hora de la mañana y luego otro autotratamiento de 20 minutos al final del día.

Estos tratamientos se pueden realizar por períodos más largos si lo desea (30 a 60 minutos). La hora del día también se puede ajustar para adaptarse mejor a su horario.

Encuentra un espacio seguro y cómodo en tu hogar para realizar tus autotratamientos. Trata de usar este mismo espacio regularmente. Puede realizar estos autotratamientos sentado en una silla o acostado boca arriba en un sofá, cama o en el piso.

A menos que necesite que alguien esté presente en la habitación para su cuidado y seguridad, considere realizar sus autotratamientos solo en la habitación.

Cree un ambiente tranquilo sin ruidos molestos. A muchos pacientes les resulta útil tocar música instrumental relajante durante sus autotratamientos.

Cuando estés listo para comenzar su autotratamiento de reiki, ve a tu espacio designado, dale play a tu música de fondo y quítate los zapatos.

Si está reclinado, coloque una almohada debajo de la cabeza y coloque una segunda almohada enrollada debajo de las rodillas.

Para mayor comodidad, coloque una manta sobre su cuerpo para mantenerse caliente.

Cierra tus ojos. Relaja tu cuerpo y tu mente. Observa y toma nota mental de cualquier lugar especial en tu cuerpo o mente que necesite atención especial en su sesión.

Recuérdate a ti mismo que tu autotratamiento de reiki se está realizando para su bienestar. Inhale respiraciones fáciles y relajantes durante su autotratamiento.

A menudo ayuda a centrar la atención en la respiración y el cuerpo a medida que realiza las distintas posiciones de las manos.

¿Cómo realizo un autotratamiento de Reiki?

Trata de seguir las instrucciones de posición de las manos en el orden en que se describen a continuación. Sin embargo, siéntete libre de hacer cualquier ajuste que creas que será beneficioso para ti.

Para un autotratamiento de 20 minutos, se sugiere que realices cada posición de la mano durante 2 minutos, pero no te preocupes por la cantidad exacta de tiempo.

Es posible que sientas la necesidad de hacer algunas de las posiciones de las manos durante más tiempo que otras.

Posiciones de manos para prácticar Reiki en uno mismo (Autotratamiento)

Reiki posición de manos 1

Comienza tu autotratamiento de reiki juntando suavemente las manos en posición de oración en el centro del pecho, justo debajo de la barbilla. Mantenga sus manos en esta posición por un momento o dos mientras enfoca su atención en sus inhalaciones y exhalaciones. Una vez más, respire lenta y profundamente para promover la relajación de su cuerpo y mente.

Reiki posición de manos 2

Coloca suavemente ambas manos sobre la cabeza. Inhala profunda y relajadamente. Enfoca tu atención en tus manos en la parte superior de tu cabeza.

Permite que esta posición de la mano relaje los músculos y la piel de la cabeza.

Reiki posición de manos 3

Coloca suavemente ambas manos sobre sus ojos. Una vez más, inhala profunda y relajadamente. Enfoca tu atención en tus manos sobre tus ojos. Para tu comodidad respiratoria, trata de no colocar tus manos sobre tu nariz.

Permite que esta posición de la mano relaje los músculos y la piel de la frente, la cara y los ojos.

Reiki posición de manos 4

Coloca suavemente la mano derecha sobre la garganta y la mano izquierda sobre el corazón. Continúa respirando profunda y relajadamente. Enfoca tu atención en tu garganta y corazón. Para tu comodidad, trata de no colocar tu mano con demasiada presión sobre tu garganta.

Permite que esta posición de la mano relaje los músculos del cuello, la garganta y la parte superior del pecho.

Reiki posición de manos 5

Coloca suavemente las manos justo debajo de la línea del seno. Los dedos medios deben tocarse entre sí. Continúa respirando lenta y profundamente. Concentra tu atención en el área debajo de tus senos.

Permite que esta posición de la mano relaje los músculos en el centro del pecho y las costillas.

Reiki posición de manos 6

Mueve tus manos un ancho de mano hacia abajo desde la línea del seno, colocándolas suavemente sobre la parte superior del estómago y en el área del plexo solar. Continúa respirando lenta y profundamente. Centra tu atención en esta zona del cuerpo.

Permite que esta posición de la mano relaje los músculos en esta área.

Reiki posición de manos 7

Coloca suavemente las manos sobre el área del estómago y el ombligo. Continúa respirando lenta y profundamente. Centra tu atención en esta zona del cuerpo.

Permite que esta posición de la mano relaje los músculos en esta área.

Reiki posición de manos 8

Coloca suavemente ambas manos sobre los músculos de los hombros. Continúa respirando lenta y profundamente. Concentra tu atención en esta área del cuerpo y permite que esta posición de la mano relaje los músculos de esta área.

Reiki posición de manos 9

Coloca suavemente las manos por encima de la línea de la cintura, en el área de los riñones. Continúa respirando lenta y profundamente. Concentra tu atención en esta área del cuerpo y permite que esta posición de la mano relaje los músculos de esta área.

Reiki posición de manos 10

Coloca suavemente las manos en la parte superior de los pies o en las plantas de los pies. Para facilitar esta posición, cruza la pierna izquierda sobre la rodilla derecha para alcanzar el pie izquierdo. Cruza la pierna derecha sobre la rodilla izquierda para llegar al pie derecho. No te esfuerces. Solo haz lo mejor que puedas.

Hacer Reiki con ayuda de un maestro

Se ofrece una sesión completa de Reiki a un paciente completamente vestido que está acostado en una mesa de tratamiento o sentado cómodamente apoyado en una silla.

Más comúnmente, Reiki se ofrece a través de un toque ligero y no invasivo con las manos del practicante colocadas y sostenidas en una serie de lugares en la cabeza y en la parte delantera y trasera del torso.

¿Cuánto dura una sesión Reiki?

Las sesiones de Reiki varían en duración, pero a menudo duran entre 60 y 90 minutos.

¿Qué debo esperar de mi primera sesión de Reiki?

Durante una sesión, se acostará en una mesa de masaje completamente vestido.

Mientras su practicante de reiki coloca suavemente sus manos, con las palmas hacia abajo, sobre o justo encima de su cuerpo en ubicaciones de energía específicas.

Usan una serie de 12 a 15 posiciones de manos diferentes.

¿Qué pasa después de una sesión de reiki?

A veces, la experiencia de Reiki es dramática, mientras que para otras personas, la primera sesión en particular puede transcurrir sin incidentes, aunque después se sienten algo mejor.

La experiencia más común es una liberación casi inmediata del estrés y una sensación de relajación profunda.

Aunque Reiki es un tratamiento no invasivo con muy pocos efectos secundarios, algunas personas experimentan dolores de cabeza, fatiga, debilidad o náuseas después del tratamiento.

¿Cuál es el precio de una sesión de reiki?

En general, debe esperar pagar entre $20 y $150 por sesión.

Conclusión

Necesitas un practicante certificado si quieres beneficiarte de Reiki. Sin embargo, puede aplicar las ideas de forma independiente para mejorar su bienestar y estado de ánimo.

Por ejemplo, podrías beneficiarte de una meditación de Reiki mientras escuchas música de Reiki que se alinea con la energía que deseas atraer. Para fomentar la curación que desea, aplique sus propias manos en su cuerpo.